¿Por qué no unas navidades fuera de casa?

Llega la Navidad, una época, tradicionalmente, familiar. Momentos en los que normalmente nos reunimos con familiares que durante el año vemos poco. Es decir, la Navidad ha pasado de ser una festividad cristiana a una reunión familiar prácticamente.

Pero, por qué hacer siempre lo mismo. Podemos romper con las tradiciones. La Navidad también es época de vacaciones y podemos aprovechar para realizar un viaje con amigos o en pareja. Yo el año pasado decidí pasar el último año con mi pareja en Asturias, en una pequeña casa rural aislada de los grandes núcleos de población. Una Nochevieja solo para nosotros. Lógicamente la decisión causó grandes decepciones entre nuestros familiares, pero también tenemos derecho a disfrutar juntos y solos un día como ese.

navidad

fuente: el digital de Asturias

El lugar en el que estuvimos era ideal. A un lado las verdes montañas asturianas cubiertas de nieve y con un cielo oscurecido. Al otro, un pequeño pueblecito de escasos cien habitantes que se sorprendieron al vernos bajar a comprar las uvas. Sin duda, el fin de año más especial que he pasado.

Es Asturias, por ese encanto que tiene, uno de los lugares ideales para realizar un viaje en época navideña, pero hay más. Si en lugar de la nieve, la montaña y el frío quieres pasar un fin de año tumbado en la playa con 30ºC, tu destino son las islas caribeñas. En época navideña nos encontramos algunos descuentos y el viaje nos sería más barato que en otras épocas del año.

Dentro de nuestro país, además del turismo rural, podemos aprovechar para realizar turismo activo. El estrés de las compras y las reuniones navideñas podemos evitarlo con un poco de adrenalina gracias a deportes como el alpinismo, el esquí, barranquismo, rafting

Son solo algunos de los ejemplos de que las Navidades pueden ser más divertidas que las, normalmente, aburridas cenas familiares. Esas en las que tu tío cuenta siempre los mismos chistes, tu suegra te pregunta si te ha gustado la cena, la misma que el pasado año o el abuelo de tu pareja no deja de mirarte como si no te conociera, examinando todos tus gestos. ¿Cuál sería tu destino favorito para pasar estas Navidades?

 

El encanto de los barrios madrileños

Hace ya un tiempo que vivo en Madrid y la verdad poco a poco me ha ido sorprendiendo y cautivando esta maravillosa ciudad.

Sus calles anchas, estrechas, sus barrios como el barrio de las letras; donde pasearás por la calle huertas y podrás contemplar en el suelo frases de escritores célebres, librerías antiguas y tiendas de diseño.También podemos irnos al barrio Princesa donde podrás pasear sin tanto turismo, en él, podrás ver el Palacio de Liria, la Plaza de España, Conde Duque y sus calles empinadas…eso sí, si queréis merendar en el mejor local de la zona hay que reservar, donde te adentrarás a un mundo mágico.

Por otra parte, mis barrios favoritos son Malasaña y Chueca

El barrio Malasaña tiene un encanto muy peculiar, en él, podrás ver numerosas tiendas vintage, bares vintage…y mi calle favorita es Espirito Santo, en ella, verás la vida de ese barrio, puesto que en esa calle, tienes tiendas, supermercado, pastelerías, restaurantes y mucho bullicio.

Además de estos maravillosos barrios que están en el centro de Madrid, también puedes adentrarte los domingos en la Latina y en Lavapiés para ver su ambiente festivo y el rastro.

La parte que todo turista conoce y cuando viene a Madrid quiere ver es; el barrio Salamanca, el Retiro, Gran Vía y Puerta del Sol. Es cierto, es lo más conocido pero cuando llevas un tiempo aquí llega un momento que estos lugares tan turísticos intentas evitarlos.

Por último cabe mencionar que Madrid tiene una gran diversidad de espectáculos y de los mejores museos del Mundo como El Prado y El Reina Sofía.

En los siguientes pots iré comentándoos con más detalle, estos barrios, las calles más populares, los museos que se debe visitar, edificios emblemáticos y hasta lo que pocas personas conocen del retiro.

Aveiro, un lugar donde perderte

Aveiro es una ciudad portuguesa situada a 55 kilómetros de Coímbra, conocía por los canales que atraviesan todo el centro de la ciudad.

Una ciudad maravillosa en la que puedes conocerla perfectamente en dos días, comer estupendamente toda clase de pescados puesto que es una ciudad pesquera y lo mejor a buenos precios.

aveiro

Fuente: Bestaveiro

La ciudad es pequeña, podrás visitarla a pie y conocer su catedral, la plaza de la república, el fórum de Aveiro, sus plazas y poder perderte por sus calles para descubrir el encanto de la ciudad y sus edificios.

Una de las partes más atractivas de la ciudad como se puede imaginar son sus canales, se pueden recorrer gracias a los Moliceiros, la mejor hora es en el atardecer y ver cómo va oscureciendo el día en medio del canal.

La Plaza do Peixe, está en el centro de la ciudad donde se puede visitar, comer y contemplar un mercado de pescado donde se puede comprar y ver cómo la gente de allí lo hace. En la misma plaza situada en una de las esquinas, podemos encontrar la Casa de Cha, una casa modernista, una casa-museo y en la parte de debajo de la preciosa casa puedes sentarte a tomarte algo, te recomiendo que vayáis por la noche para ver música en directo y tomar unos cócteles que hacen estupendamente.

 Para completar la visita a Aveiro es recomendable que cojas el coche y vayas a Costa Nova que está a 5 kilómetros, en ella podrás ir a la playa, dar un largo paseo y ver todas las casas decoradas de la misma forma. Casas pintadas a rayas de distintos colores.

Tailandia y su experiencia con elefantes

Cuenta la historia que una princesa llamada Maya soñó una noche que un elefante blanco entraba dentro de ella. Varios sabios en la interpretación del sueño previeron que daría a luz a un redentor de la humanidad. Así fue que meses después, nació de sus entrañas Buda. Esta es una de las leyendas que mitifican la figura del elefante en la vida de Tailandia.

Chiang Mia es una de las ciudades con mayor actividad entorno a este majestuoso animal. Al norte de Bangkok, es una ciudad mucho menos transitada que la capital. La Rosa del Norte, como así la conocen los tailandeses, tiene un gran peso cultural.

En 1926, el Rey Mengrai que fundó la ciudad, construyó un muro que actuar de frontera y elemento de defensa contra las invasiones birmanas. Este muro demarcará hasta la actualidad el casco antiguo con el resto de la ciudad. En el interior de la zona amurallada se encuentra el famoso templo Phra Singh (Buda León) muy llamativo por los tonos amarillos que emplea en la fachada de todo el edificio.

Si visitas la ciudad, merece la pena viajar unos cuantos kilómetros en coche para desconectar en el maravilloso Parque Nacional de Doi Inthanon. En este espacio natural encontrarás multitud de templos, cascadas como la de Mae Ya y paisajes de ensueño. Lo más increíble es que en él habitan algunas tribus de la etnia Mong que se dedican a actividades primitivas como el cultivo de verduras.

Como empezamos el post, si te gustan los elefantes en esta ciudad podrás disfrutar de uno de los parques de elefantes más reconocidos de Tailandia: El Elephant Nature Park, donde se realiza de forma voluntaria una labor de rescate y protección a estos animales. Podrás dar de comer a los elefantes, bañarlos, o ayudar al parque en el sistema de voluntariado.

Otro de los lugares que os proponemos para los amantes de los elefantes es el Elephant Training Center, que se encuentra en la villa de Ta Yaak en la provincia de Chiang Mai. Allí podrás ver cómo nacer una elefante y como les enseñan a llevar personas.

Lejos de los show y representaciones que les obligan a hacer en algunos santuarios tailandeses, éstos son los centros más humanos que se dedican a cuidar a estos grandes mamíferos tan dóciles y amables.

Desde París con amor

La Ciudad de las Luces, la Ciudad del Amor… Sin duda, son muchas las formas de referirse a París. Del mismo modo, todo el mundo tiene más o menos claro qué cosas no puede dejar de visitar en la capital francesa: la Torre Eiffel, Notre-Dame, Montmartre, los Campos Elíseos, el museo del Louvre, el Río Sena, la plaza de la Bastilla…

Si no os gusta hacer lo mismo que el resto, nuestra propuesta de hoy recoge varios puntos representativos, con un sabor especial. No obstante, la capital es tan grande y cuenta con tantos atractivos que es posible que queráis hacer el itinerario a vuestra medida. Una buena forma de visitar París es hacerse con una buena guía, como la que podéis encontrar en www.parisstyle.es, un lugar donde tendréis toda la información necesaria para visitar la ciudad.

paris

fuente: flickr

Para conocer el París legendario, no podéis dejar de visitar el Arco del Triunfo y la tumba del soldado, los Campos Elíseos, el Museo del Louvre o la Plaza de la Concordia. Si deseáis aproximaros a la vertiente monumental, sin duda debéis ver el As an independent best-data-recovery.com recovery specialist, CDS is focused on being the operational arm for their partners who don’t have the resources to process backup tapes for Litigation Support or Risk Management. Campo de Marte, la Torre Eiffel, al Plaza del Trocadero, Los inválidos o los museos Quai Branly y Rodin. Los amantes de la cultura, podéis optar por la Plaza de los Vosgos y la casa de Víctor Hugo, el Centro Pompidou, el Hôtel de Ville (donde se online casino tomó la famosa foto del beso de Robert Doisneau) o el Museo Picasso.

Centrándonos en aspectos más populares, fundamental la visita a la Plaza de la Bastilla, la Ópera Nacional de París, la Plaza de la República o el cementerio del Père-Lachaise, un auténtico museo de arte funerario, lleno de celebridades: Chopin, Jim Morrison, Piaf, Proust, Wilde… El enfoque pintoresco lo encontrarás en Montmartre, la Basílica del Sagrado Corazón, el Moulin Rouge o la plaza del Tertre, paraíso del folclore.

No podemos terminar sin mencionar ese París intemporal, compuesto por imponentes construcciones como Nôtre Dame, el puente Saint Louis, el Panteón, el Barrio Latino, La Concergerie (o Palacio de la Ciudad) y la Santa Capilla. A partir de aquí, el resto es decisión vuestra: podéis elegir alguno de esos itinerarios, combinarlos o hacer vuestro propio planning empleando una guía de la ciudad.

Malta, el paraíso europeo

Malta un archipiélago situado en el centro del mediterráneo, al sur de Italia, al oriente de Túnez y al norte de Libia.

Una ciudad conocida por su fiesta y ahora como segundo sitio turístico para que los niños aprendan inglés.

 

Una isla donde todas sus casas tienen un color calizo. Cuando fui hace unos años es de las cosas que más me llamo la atención el color de las casas y los autobuses que tenían ya que parece que retrocedemos 50 años en la historia.

Aunque es una isla pequeña se pueden visitar muchísimas cosas y tiene unas playas maravillosas como la playa de Paceville-Sant Julian.

El barrio más conocido en Malta se llama la Veleta y desde allí podréis contemplar unas vistas maravillosas de dos bahías que la bañan. A su vez, en este barrio podréis visitar las calles más concurridas de la ciudad, puesto que es el lugar de reunión de los Malteses, donde se puede ir de compras y se best online casino puede admirar los edificios de arquitectura barroca donde veréis casa con cristaleras y contraventanas verdes…

Pero como toda ciudad tiene rincones maravillosos como Birgu, y esto se debe a las calles que tiene y que se pueden contemplar paseando. Calles empinadas, laberínticas e irregulares, pero llena de flores con encanto propio, que si os gusta pasear y perderos por las ciudades que visitáis es un lugar perfecto para

hacerlo.

A parte de recorrer las ciudades paseando debéis ver la Iglesia de la Virgen del Carmen, la Torre Portomaso Business que es el rascacielos más alto de Malta y uno de los más modernos y por último visitar el muelle de Three Cities, por sus barcas, muralla y la iglesia.

Si a la hora de comer te encuentras en la Three Cities, te recomiendo que comáis por ahí, ya que será pescado fresco y barato.