La Maleta de Carla: “es la nostalgia la que te empuja a no dejar de pensar en futuros viajes”

La ilusión que viajeros como Carla ponen a la hora de organizar y disfrutar un viaje es más que contagiosa. Leyendo su blog, La Maleta de Carla nos damos cuenta que salir a conocer mundo no es complicado y además las experiencias que se viven son más que reconfortantes, inolvidables. Hemos querido conocer más sobre ella. ¿Quieres saber lo que nos ha contado?

La Maleta de Carla

¿Cómo nace tu pasión por viajar? ¿Cómo se te ocurrió plasmar tus experiencias en un Blog?

Mi pasión por viajar nace a raíz de mi primer gran viaje, que fue a Estados Unidos cuando tenía 16 años. En ese momento supe que eso era lo mío y que nunca podría parar de viajar. Además, cuando cumplí los 18, me prometí a mi misma que iba a hacer, por lo menos, 3 viajes al año. Y de momento ¡siempre me he superado!

Lo de plasmar mis viajes en un blog surge a raíz de la expedición Tahina-Can en la que participé en 2011. Nos pedían que llevásemos al día una bitácora de viajes, y precisamente es ese diario de viajes lo primero que escribí en La maleta de Carla.

Muy pocas personas puede decir que han dado la vuelta al mundo. ¿Qué fue lo primero que hiciste al enterarte que ibas a dar la vuelta al globo?

Primero casi no me lo creía. Y un instante después llamé a mi pareja, que fue quien me acompañó al viaje, y paralelamente me puse a gritar como una loca, a saltar, a llorar, a reir…en fin, un conjunto de emociones que me imagino que son normales cuando te das cuenta de que vas a cumplir un sueño.

De las ciudades de visitaste en tu vuelta al mundo, ¿Cuál te sorprendió más? ¿Con cuál te quedarías?

Me quedo con Sri Lanka. En conjunto es un país muy virgen aun, muy auténtico, y su gente es de verdad increíble. Te sonríen por todo, siempre tienen una palabra amable. Es un lugar verdaderamente especial.

La Maleta de Carla

En su conjunto, ¿qué continente te llamó más la atención? ¿Por qué?

Nos llamó la atención Asia porque es lo más diferente que hemos visitado. Bangkok, Sri Lanka y Dubai son lugares que tienen costumbres muy diferentes, otras religiones, otras formas de hacer las cosas, y en un principio fue chocante. Pero te acostumbras y te adaptas al lugar en el que estás. Al final por eso viajamos ¿no? Para conocer a fondo otras culturas y aprender de ellas.

¿Qué consejo le darías a un viajero que está planeando una vuelta al mundo?

En nuestro caso viajábamos en avión cada semana y eso es agotador. Por lo tanto, le diría que cogiese cuantos menos aviones posibles mejor, y que se lo tome con calma. Si un día no hace nada y se lo pasa tirado en la playa, no pasa nada. Es lo mejor que puede hacer. Hay que pararse a coger aire de vez en cuando en un viaje de estas características. También le diría que no meta demasiadas cosas en la maleta como hice yo. Que meta lo necesario, porque lo demás es solo un engorro.

A la hora de preparar un viaje, tu consejo número uno es seguir las Tres V: Visado, Visa y Vacunas. Además de esto, ¿qué es lo primero que metes en tu maleta?

La cámara de fotos y el cargador. Nunca viajo sin ellos porque me encanta tener recuerdos de mis viajes. Además luego es ese el material que va a ir en mi blog, por lo tanto es esencial.

Según leemos en tu blog, te sientes muy nostálgica a la hora de volver de un viaje. ¿Cómo te motiva la nostalgia a la hora de planear el próximo viaje?

Sí, es difícil volver de un viaje así, en el que te pasas 80 días solamente pensando en lo que vas a hacer después y en lo afortunada que eres. Pero es precisamente esa nostalgia la que te empuja a no dejar de pensar en futuros viajes, para seguir disfrutando de la vida.

carla-3-ok

¿Ya sabes cuál será tu próximo destino? ¿O piensas tomarte un descanso?

¡Un viajero nunca descansa! El próximo destino es Asturias, seguido de una semanita en el sur y después un fin de semana en Girona. Espero poder mantener este ritmo durante mucho tiempo, la verdad.

¿Qué consejo le darías al viajero que apenas empieza a relatar sus experiencias en un blog?

Que se organice bien, que defina su estilo, lo que quiere contar, y que tenga muy en cuenta el SEO, un demonio que nos persigue en Google y que, para bien o para mal está ahí. También le diría que no se agobie si al principio no recibe muchas visitas o comentarios, esto lleva tiempo y hay muchos bloggers de viajes contando sus aventuras en la red, así que paciencia.

Por último, ¿nos contarías la experiencia que más recuerdas de tu vuelta al mundo?

Siempre recuerdo con mucho cariño un tour que hicimos en Sri Lanka. Fuimos de Beruwala a Colombo y desde ahí a Kandy. En Kandy un conductor de tuk-tuk nos llevó a un centro de elefantes, a un jardín de especias y a una fábrica y plantación de té. Fue una experiencia inolvidable porque nos permitió conocer el país más a fondo de la mano de un local. Repetiría mañana mismo.

“Viajar te permite conocer otras formas de vida, te abre la mente”

Más de 20 países visitados y muchas experiencias y anécdotas cargadas a sus espaldas. Desde China a Nicaragua pasando por Egipto o Suiza son algunos de los lugares por los que el Diario de Viaje de Kiana ha pasado. Hoy hemos querido hablar con ella y que nos cuente más acerca de su pasión, los viajes, y su afición, leer y escribir. Seguro que después de leer su blog, te entran muchas ganas de liarte la toalla a la cabeza y salir a descubrir mundo.

Viendo la frase que encabeza su blog (“Un viaje, como un libro, se comienza con inquietud y se termina con melancolía”) ¿por qué lugar de los que ha visitado siente más melancolía?

Diría que casi todos, pero irnos de Isla Mauricio nos costó bastante. Tener que cambiar el paraíso por el asfalto cuesta y te deja siempre un agradable recuerdo que no dudarías en volver a hacer realidad.

Seguimos hablando de su frase, ¿qué le ha producido más inquietud de lo que ha visto?

En cualquier viaje hay, seguro, lugares que uno tiene ganas de visitar y que le generan mucha emoción pero si tengo que elegir sería estar frente a alguna de las consideradas 7 maravillas del mundo. Uno de mis viajes soñados desde siempre había sido Egipto y fue uno de los primeros que hice para quitarme la espinita y no me defraudó para nada. Estar frente a las pirámides fue un momento inolvidable. Por otro lado, el pasado verano tuve la suerte de visitar la Gran Muralla China y fue otro momento muy especial que todavía tengo muy reciente.

Ha visitado numerosos países de todos los continentes siempre acompañado de su cámara de fotos ¿Cuál es la fotografía más hermosa que has sacado?

Difícil elección, porque muchas veces nos gusta más una fotografía que otra por los recuerdos que nos trae. Pero una de las que más me gustan fue sacada en Chile, en el Parque Nacional Lauca, a 4.500m de altitud. Estuvimos recorriendo kilómetros y kilómetros de desierto hasta llegar al lago Chungará, con un paisaje y unas vistas preciosas del que no tenía referencia y por este motivo me impresionó mucho más. Era un lugar con el aire fresco y puro que transmitía mucha calma y tranquilidad, ya que además teníamos que caminar muy despacio para evitar las consecuencias del mal de altura. Quise reflejar este momento en la foto y este fue el resultado:

Además de su cámara ¿qué llevas siempre contigo en los viajes?

Una guía del destino a visitar y un kit de emergencia con algunas medicinas.

¿Cuál es el próximo viaje que tienes en mente realizar?

No lo tenemos claro todavía aunque puede que sea Alemania.

¿Tienes alguna manía antes de viajar?

¡Mirar la previsión metereológica!

Desde que está casada, su marido le ha acompañado en casi todos los viajes ¿le ha pegado el gusto por viajar o ya tenía alma viajero?

Creo que se lo he ido contagiando con los años… Los primeros viajes juntos fueron idea mía y yo me encargué de organizarlo todo. De hecho, él tenía cierto miedo a los aviones que le ha desaparecido por completo!

¿Qué dirías a aquellas personas que no les gusta viajar? ¿Cómo les convencerías para hacerles cambiar de opinión?

Muchas veces la gente no se atreve a viajar por miedo. Miedo a lo desconocido, a no saber el idioma, a perderse, a que les pase algo, etc. Pero nada más lejos de la realidad, son fantasmas que desaparecen en el destino. Y no hace falta decir que existen muchos destinos y muchas formas distintas de viajar. Viajar te permite conocer otras formas de vida, otras culturas, otra gastronomía y, sin duda, te abre la mente. Te da lecciones y a veces hace que te replantees tu escala de valores. Por no decir que te posibilita visitar lugares maravillosos con los que puedes disfrutar de momentos y experiencias inolvidables. Para mí viajar es enriquecedor, es conocer, aprender, respetar e invertir en calidad de vida. ¿Quién no se anima?