Vaciones en familia

Una gran manera de disfrutar de las vacaciones en familia es un emprender un viaje a la costa. Nada mejor que tumbarse en la playa y tomar el sol, a la par que ves a los niños jugando en la orilla. Para ir de vacaciones con los tuyos, existen diversos medios de transporte, cómodos y confortables para toda la familia.

Unas vacaciones en cruceros

Las vacaciones en cruceros son una buena alternativa para pasar unos días en familia. Las ofertas y los destinos de cruceros son variadas.

Esta opción goza de numerosas ventajas. Primero, las agencias de viajes especializadas en los cruceros como Crucerosnet.com o Vamosdecrucero.com pueden planificar y organizar con todo detalle tus vacaciones.

Además, no sólo los niños viajan gratis sino también pueden disfrutar de innumerables actividades adaptadas a los más pequeños. Durante la travesía, será difícil que caigan en el aburrimiento, ya que en algunos barcos tales como Costa Deliziosa, Cruceros Infinity Liberty of the Seas, existen diversas instalaciones en las que podrán jugar con otros niños de su edad. Además cuentan con un equipo de animación que se encarga de ellos, para que todos participen en la actividad que se desarrolle.

 

Unas vacaciones en tren

Otra forma de pasar las vacaciones en familia son los viajes en tren. Ideales para contemplar la belleza, los paisajes salvajes y los monumentos de innumerables ciudades del mundo.

Los itinerarios son numerosos y, con este tipo de viajes, también se puede disfrutar de la costa, una vez llegas a los distintos destinos. Toda la familia puede gozar de unas vacaciones excelentes y relajantes. Los trenes de lujo como El Orient Express mobile casino o El transcantabrico están completamente equipados, aunque a diferencia de los cruceros cuentan con espacios mucho más pequeños. Están compuestos de vagón cocina, vagones restaurantes y vagones dormitorio. El número de las cabinas dentro de los vagones dormitorio varía según los trenes. Dentro de cada cabina se ubica un área íntima y confortable para relajarse. Cada una de ellas, está equipada con baño privado, provisto de ducha, lavabo, armario ropero, tocador, ventiladores en el techo, ventanas con apertura, botón de llamada para el servicio de cabina, calefacción con control individual y camas bajas.

Pasar unas vacaciones familiares en tren es como vivir una aventura en familia. Cada día tiene la oportunidad de despertar en una nueva ciudad y degustar una diferente especialidad culinaria.

Ambas opciones tienen sus ventajas. Cada familia puede elegir el medio de transporte que mejor le convenga y adaptado a cada bolsillo. Lo importante es que toda la familia pueda disfrutar de unas vacaciones inolvidables.