Para los más románticos llega la Romantische StraBe

La ruta romántica de Alemania, se ubica al Sur y recorre 350 kilómetros que une las ciudades de Würzburg con Füssen. Entre estas dos ciudades podrás encontrar castillos, pueblos e iglesias medievales, campos llenos de viñedos y palacios barrocos y parece que estés en un cuento de hadas. Se puede cenar en los patios más románticos de Alemania y pasear por parques o bosques frondosos con vistas a castillos históricos.

Esta ruta solía ser una ruta comercial en la Edad Media y recorre más de 60 localidades en las que puedes visitar más de 73 iglesias, castillos, catedrales, pueblos típicos alemanes…

Es recomendable empezar por Würburg, construida a orillas del Main. Podréis contemplar un hermoso palacio, sus calles majestuosas y el puente de Alte Mainbrüke que está adornado de estatuas de santos. La joya arquitectónica de Würzburg es el Residence Palace, que está en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

A continuación vais bajando Alemania y os recomiendo bajar a Rothenburg ob der Tauber, que es una de las ciudades medievales más bonitas, esta ciudad tiene toda la arquitectura Alemania, fachadas multicolores con empinados tejados, sus plazas como Marktplaz, las torres y sus murallas, y podrás caminar encima de su muralla, todo el centro de la ciudad esta fortificada.

Si puedes hacer una parada, te recomendamos el Castle Hotel Colmberg y si tenéis suerte y hay alojamiento pasa la noche en el castillo de más de mil años de antigüedad y romántico.

La encantadora ciudad de Dinkelsbühl que está perfectamente conservada dentro de sus murallas y cuenta con 16 torreones y varias puertas de la ciudad auténticas. Si no conseguisteis quedaros en el Castillo de Colmberg, quedaros en esta encantadora ciudad y hacer una visita nocturna con el vigilante que te ilumina la ciudad paso a paso contandote anecdotas y su historia.

La siguiente parada es Augsburgo, en ella se encuentra el legado de los romanos y comerciantes ricos de la Edad Media y la que fue un centro de las altas finanzas europeas gracias a las familias Welter y Fugger. Es recomendable dar un paseo entre sus casas barrocas y sus esplendidos bulevares, pero sin dudar debéis contemplar el Ayuntamiento con su sala Dorada y la Catedral que presume de tener las vidrieras más antiguas de toda Alemania.

Por último “el Castillo del Rey Loco” como bien es conocido Neuschwanstein, que sirvió de inspiración a Walt Disney para crear el de la Bella Durmiente. El castillo se encuentra en una montaña y para subir a él, debéis hacer un paseo espectacular en el que podréis contemplar todo el valle y el castillo de Hohenschwangau junto al lago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *