¿Por qué no unas navidades fuera de casa?

Llega la Navidad, una época, tradicionalmente, familiar. Momentos en los que normalmente nos reunimos con familiares que durante el año vemos poco. Es decir, la Navidad ha pasado de ser una festividad cristiana a una reunión familiar prácticamente.

Pero, por qué hacer siempre lo mismo. Podemos romper con las tradiciones. La Navidad también es época de vacaciones y podemos aprovechar para realizar un viaje con amigos o en pareja. Yo el año pasado decidí pasar el último año con mi pareja en Asturias, en una pequeña casa rural aislada de los grandes núcleos de población. Una Nochevieja solo para nosotros. Lógicamente la decisión causó grandes decepciones entre nuestros familiares, pero también tenemos derecho a disfrutar juntos y solos un día como ese.

navidad

fuente: el digital de Asturias

El lugar en el que estuvimos era ideal. A un lado las verdes montañas asturianas cubiertas de nieve y con un cielo oscurecido. Al otro, un pequeño pueblecito de escasos cien habitantes que se sorprendieron al vernos bajar a comprar las uvas. Sin duda, el fin de año más especial que he pasado.

Es Asturias, por ese encanto que tiene, uno de los lugares ideales para realizar un viaje en época navideña, pero hay más. Si en lugar de la nieve, la montaña y el frío quieres pasar un fin de año tumbado en la playa con 30ºC, tu destino son las islas caribeñas. En época navideña nos encontramos algunos descuentos y el viaje nos sería más barato que en otras épocas del año.

Dentro de nuestro país, además del turismo rural, podemos aprovechar para realizar turismo activo. El estrés de las compras y las reuniones navideñas podemos evitarlo con un poco de adrenalina gracias a deportes como el alpinismo, el esquí, barranquismo, rafting

Son solo algunos de los ejemplos de que las Navidades pueden ser más divertidas que las, normalmente, aburridas cenas familiares. Esas en las que tu tío cuenta siempre los mismos chistes, tu suegra te pregunta si te ha gustado la cena, la misma que el pasado año o el abuelo de tu pareja no deja de mirarte como si no te conociera, examinando todos tus gestos. ¿Cuál sería tu destino favorito para pasar estas Navidades?