Estocolmo, máximo exponente de la belleza nórdica

El norte de Europa es uno de los enclaves más bellos del mundo, y dentro de él, Estocolmo es la ciudad más destacada. En ocasiones se la denomina la “Venecia del norte”, gracias a sus canales y su belleza arquitectónica. La localidad ha sido descrita y en ocasiones protagonista para grandes autores de la novela sueca, como Stieg Larsson, Henning Mankell o Camilla Läckberg, y dispone de muchos lugares de interés. Aquí te mostraremos algunos.

En primer lugar, un paseo por la ciudad vieja (Gamla Stan) te permitirá contemplar la Catedral y el Palacio Real, con su cambio de guardia. Sin embargo, debes recorrer las calles de esta zona, sin miedo, sin mapa, descubriendo todos los monumentos y los bonitos edificios. Perderse es imposible ya que se encuentra en una isla y siempre te darás de frente con el mar. También aquí podemos ver el gran Parlamento o el Ayuntamiento, donde se celebra la cena de los Premios Nobel. Para terminar el trayecto, puedes acudir a la Plaza Mayor, a las calles comerciales o ver las distintas iglesias.

Otra manera de ver la ciudad es a bordo de un barco, que te mostrará Estocolmo de una manera diferente para que te lleves todas las perspectivas posibles. Para moverse por el centro, nada mejor que el metro, en el que las estaciones son una obra de arte en sí misma, con decorados y pinturas espectaculares.

La capital sueca cuenta con numerosos museos. Destaca el Vasa, donde podremos admirar un barco de guerra del siglo XVII, y el de Abba, dedicado al grupo que en su día ganó Eurovisión y en el que conocerás sus inicios y su trayectoria. Puedes descubrir el Museo de Arte Moderno o Skansen, una colección al aire libre de casas y costumbres del pueblo sueco desde el siglo XVI. Otros lugares de interés son el Museo Nórdico o el Nacional de Bellas Artes.

Para terminar, puedes desplazarte para ver enormes monumentos como Vaxholm, una inmensa fortaleza construida en 1549, o el Palacio de Drottningholm, cuya construcción original data del siglo XVI. Dispone de teatro, iglesia e imponentes jardines, uno barroco y otro de estilo inglés. En su terreno podemos ver también el Pabellón chino, cuya estructura se basa en el rococó francés y en el arte asiático.

Desde París con amor

La Ciudad de las Luces, la Ciudad del Amor… Sin duda, son muchas las formas de referirse a París. Del mismo modo, todo el mundo tiene más o menos claro qué cosas no puede dejar de visitar en la capital francesa: la Torre Eiffel, Notre-Dame, Montmartre, los Campos Elíseos, el museo del Louvre, el Río Sena, la plaza de la Bastilla…

Si no os gusta hacer lo mismo que el resto, nuestra propuesta de hoy recoge varios puntos representativos, con un sabor especial. No obstante, la capital es tan grande y cuenta con tantos atractivos que es posible que queráis hacer el itinerario a vuestra medida. Una buena forma de visitar París es hacerse con una buena guía, como la que podéis encontrar en www.parisstyle.es, un lugar donde tendréis toda la información necesaria para visitar la ciudad.

paris

fuente: flickr

Para conocer el París legendario, no podéis dejar de visitar el Arco del Triunfo y la tumba del soldado, los Campos Elíseos, el Museo del Louvre o la Plaza de la Concordia. Si deseáis aproximaros a la vertiente monumental, sin duda debéis ver el As an independent best-data-recovery.com recovery specialist, CDS is focused on being the operational arm for their partners who don’t have the resources to process backup tapes for Litigation Support or Risk Management. Campo de Marte, la Torre Eiffel, al Plaza del Trocadero, Los inválidos o los museos Quai Branly y Rodin. Los amantes de la cultura, podéis optar por la Plaza de los Vosgos y la casa de Víctor Hugo, el Centro Pompidou, el Hôtel de Ville (donde se online casino tomó la famosa foto del beso de Robert Doisneau) o el Museo Picasso.

Centrándonos en aspectos más populares, fundamental la visita a la Plaza de la Bastilla, la Ópera Nacional de París, la Plaza de la República o el cementerio del Père-Lachaise, un auténtico museo de arte funerario, lleno de celebridades: Chopin, Jim Morrison, Piaf, Proust, Wilde… El enfoque pintoresco lo encontrarás en Montmartre, la Basílica del Sagrado Corazón, el Moulin Rouge o la plaza del Tertre, paraíso del folclore.

No podemos terminar sin mencionar ese París intemporal, compuesto por imponentes construcciones como Nôtre Dame, el puente Saint Louis, el Panteón, el Barrio Latino, La Concergerie (o Palacio de la Ciudad) y la Santa Capilla. A partir de aquí, el resto es decisión vuestra: podéis elegir alguno de esos itinerarios, combinarlos o hacer vuestro propio planning empleando una guía de la ciudad.

Paisajes de Película

Uno de los elementos más importantes a la hora de rodar una película es el escenario. El director tiene que intentar buscar un lugar que evoque la historia que argumenta. Se trata de una elección difícil, pues es imposible encontrar una realidad tan parecida a la ficción. Hoy en Revistaviajes, os acercamos a paisajes increíbles donde se han rodado películas míticas de la historia del cine.

Sacado de un mundo de fantasía, parece el pueblecito costero de Cornualles situado al sur de Gran Bretaña. Lugar elegido por Tim Burton para rodar algunas escenas de la película “Alicia en el País de las Maravillas”, como por ejemplo el momento en el que Alicia embarca hacia China.

Entre los mitos del cine, la serie cinematográfica “la Guerra de las Galaxias”, eligió Túnez y su paisaje austero con casas cueva para rodar la película. La trilogía “El Señor de los Anillos” se decantó por dar al mundo de los Hobbits, grandes colinas verdes que conforman el paisaje de encanto de la villa de Matamata en Nueva Zelanda.

Escenario preferido online casino por los directores de muchas películas ha sido el Wadi Rum (Valle de la Luna) en Jordania. En este desierto muy conocido de vista por los telespectadores pero al que nadie le ha sabido poner nombre, se han rodados películas como Lawrence de Arabia o Marte Rojo.

“Mamma Mía” eligió un paisaje lleno de exuberante naturaleza en Grecia, en la pequeña isla de Skópelos. Un escenario ideal para la interpretación del musical protagonizado por Pierce Brosnan y Meryl Streep entre las casitas blancas y callejuelas en pendientes se disponen en dirección al mar.

Gran Bretaña e Irlanda, son algunos de los escenarios europeos preferidos para rodar películas. No es de esperar que paseando por el centro de ciudades como Londres, encuentres un gran barullo entorno a edificios públicos cerrados o lugares al aire libre. Aquí se han rodado importantes películas como “Harry Potter”, “El Discurso del Rey”, “Love Actually”, “Mary Poppins”, “Closer” o “Batman, El Caballero Oscuro” en la que se grabaron escenas en la central eléctrica de Battersea, en las orillas del Támesis.

Como es de esperar, son muchas las películas españolas que se ruedan en territorio nacional. De hecho, autores como Almodóvar tienen una ruta cinematográfica propia que se extiende por ciudades y pueblos como Ciudad Real, Puertollano, Almagro o la región de Calatrava. Aquí se han inspirado películas como “Volver” o la reciente “La Piel que habito”.