Las mejores playas… En Brasil

Brasil no sólo es punto de mira por su auge económico reciente, sino por su interés turístico destacando sobre todo Latinoamérica. Este gran país es por su extensión y diversidad cultural como un continente en sí mismo con zonas de diferente gastronomía, lengua, gente…

Si hay algo que une a todo Brasil es el Océano Atlántico y sus 8500 kilómetros de costa que ofrece, donde podrás elegir a tu gusto la playa perfecta. Y no sólo eso, podrás disfrutar de la calidez de sus playas durante todo el año.

Empezando por el Norte, un punto que podríamos situar como el comienzo de la búsqueda de las playas mais bonitas es Fortaleza. Conocida por sus playas exóticas, en esta ciudad se encuentran dos de las mejores playas de Brasil:

Jericoacoara, que quiere decir “hoyo de tortugas” es reconocida gracias en parte al Washington Post, que la cataloga como una de las 10 mejores playas del mundo. Dicen que los atardeceres en esta playa desde la Duna de la Puesta del sol, son espectaculares. Para llegar a ella se precisa acceder en avioneta o todoterreno, por la complicación de su terreno arenoso.

Canoa Quebrada, cuyo nombre deviene de aldea a la que pertenece, está rodeada por enormes dunas multicolores y en sus aguas transparentes se pueden observar toda la naturaleza marina. En las noches de luna llena, gente se acerca a estas dunas para apreciar lo que los lugareños de la zona llaman “la puesta de sol mágica”.

Muy cerca de Fortaleza se encuentra la localidad de Natal, también de gran variedad de playas, distinguiéndose en los últimos años como un destino ideal para la luna de miel de los recién casados. A 85 kilómetros se encuentra la Playa de Pipa, caracterizada por la aparición de delfines y tortugas en sus aguas color turquesa, atrae a turistas de todo el mundo.

Avanzando por el litoral, nos encontramos el pequeño estado de Pernambuco que posee las mejores piscinas naturales de Brasil. Un lugar donde se ubican es Puerto de las Gallinas, con más de 4 kilómetros de arena blanca, palmeras y aguas cristalinas es un lugar ideal para disfrutar en soledad la naturaleza de esta playa. Su nombre deviene del comercio de esclavos del siglo XlX, utilizando el término gallina como código para hablar de esclavo.

En Recife, dicen que se encuentra uno de los lugares más paradisiacos de Brasil, Fernando de Noronha: Un conjunto de islas volcánicas, donde podrás encontrar una gran variedad de playas y piscinas naturales. A parte de su turismo de sol y playa, también posee importantes joyas de patrimonio histórico, como las ruinas de Fuerte de Sao Pedro.

En el centro de Brasil, Bahía te invita a sonreír como así reza un cartel a los turistas que se bajan en su aeropuerto. En este estado, hay importantes playas que merecen ser destacadas como:

La Playa do Espelho, con un importante palmeral que contrasta con sus secas arenas. Su imagen es digna de postal por un pequeño riachuelo verde que desemboca en la playa de aguas cristalinas.

El Morro do Sao Paulo es uno de los destinos turísticos más deseados, por disponer aún de playas semidesérticas de agua caliente y cristalina, y de una importante hilera de palmeras, que dotan a la playa de increíbles paisajes. En ella, podrás disfrutar del silencio, pues están prohibidos todo tipo de vehículos a motor para respetar este impoluto espacio natural.

En Río de Janeiro, están sin duda las playas más famosas de Brasil y probablemente del mundo, como son:

Copacabana e Ipanema, son de las más transitadas turísticamente. Para ello, dispone de toda la infraestructura hotelera necesaria para abastecer a tal número de clientes.

Playa do Rosa, es una bahía en forma de media luna con lagunas y rodeada por colinas de exuberante vegetación.

Si de algo no cabe duda, es que cuando se trata de playas la gran variedad y cantidad de playas espectaculares se encuentran en Brasil.